Archive for December 2010

La infidelidad… ¿es posible perdonarla?

Las normas humanas cambian de década en década. Me causa gracia ver como de un día para el otro la “homosexualidad” paso de ser para lo psiquiatras “una enfermedad” a una “preferencia sexual”.  Vale decir: se reunieron un grupo de ellos y como la mayoría (no todos ) decidió que ser homosexual no era una enfermedad, desde ese día así quedo establecido hace unas cuantas décadas apenas.

Por lo mismo el adulterio o infidelidad matrimonial es visto hoy día como una moda, un juego, un suceso sin importancia. En el pasado era visto como un grave causal de divorcio, en algunos países como un delito.  En ciertos períodos de la historia del Pueblo de Dios el adulterio estaba penado con la muerte, y era un pecado tan condenable como el homicidio.

Muchos dirán que Jesús habló de misericordia cuando introdujo el Nuevo Pacto, pero el Mesías hablo de misericordia respecto a muchos pecados graves, no por ello los minimizó. Si bien Jesús al parecer perdonó a una mujer adúltera  (aunque no está claro si este episodio es parte del Cánon ya que no aparece en los manuscritos mas antiguos) , también es cierto que perdonó al criminal que tenía a su lado al momento de morir.

El adulterio no es un “pecado mas”. Es un pecado grave, un hecho reprensible. De hecho incluso desde un punto de vista secular, los gobiernos harían bien en prestar mas atención en tomar medidas para disminuir esta práctica “de moda”.  Mas allá de la moral judeo/cristiana el Adulterio es un acto terrible que trae consecuencias graves en la sociedad.

La inmensa mayoría de los homicidios pasionales tienen que ver con actos de adulterio. La mayoría de los casos de “violencia doméstica” tema por el que tanto se grita y se pone la voz en el cielo, están vinculados al adulterio.

Es decir, se hacen demasiadas campañas para condenar la consecuencia (el hombre que golpea a su mujer) sin mencionar en esos estudios que muchos de estos casos se deben a que ese hombre descubre la infidelidad de esa mujer. Y muchos dirán que no hay justificativo, pero también se deberá reconocer que el adulterio es una situación tan traumática que dificilmente se pueda pedirle a un hombre o mujer que se entere de la situación que reaccione con calma. Gobiernos como el de Colombia en este momento han sacado leyes para que el causal de divorcio por adulterio se extienda a 20 años, vale decir que una persona puede divorciarse de otra por una infidelidad cometida hace 20 años atrás.

Entonces, realmente se ha comenzado a notar que no es un tema menor, y que mas allá de la nueva moral, el adulterio aunque no esté penado por la ley, trae una serie de prejuicios sociales similares o mas graves que los de un delito.

Es mucho mas fácil superar el trauma de ser víctima de una rapiña que el trauma de ser víctima de un adulterio por ejemplo.  Los costos de los divorcios a los que el adulterio llevan muchas veces sin dejarle opción al inocente, son superiores al valor de los bienes robados en el crimen promedio.  Si en el matrimonio hay hijos, el trauma del adulterio puede ser superior sobre la psiquis de los niños que el de la muerte de un familiar.  Un niño puede perder todo respeto por uno de sus padres y quedar afectado de por vida al contemplar una situación de adulterio.

Muerte, divorcio, víctimas inocentes, suicidios, alcoholismo, depresión, violencia doméstica : todas estas no son mas que ALGUNAS de las consecuencias del adulterio.  Así que llamemos a las cosas por su nombre: el adulterio es un delito, un atentado en prejuicio de una persona inocente , que simplemente no está penado en las sociedades occidentales. De hecho hasta está incentivado.

¿Dice la Biblia que una mujer adúltera es peor que una ramera? No solo lo dice: explica el por qué:

porque la ramera solo pretendedel hombre un bocado de pan,
pero la adúltera buscala vida del hombre
. Proverbios 6:26

Una prostituta se contentará con sacarle al hombre algo de dinero. Una mujer adúltera le quitá el alma, el ser , la voluntad al hombre, la vida misma. Por eso una mujer adúltera es peor y mas peligrosa que una prostituta.

Desde un punto de vista bíblico , no hay experiencia mas traumática para un cristiano que enterarse que su cónyugue es infiel o adúltero.  ¿Qué debería hacer un cristiano en estos casos?

En estos casos el cristiano tiene la opción de perdonar y proseguir su matrimonio o la opción de divorciarse. Hay muchas sectas que rebuscadamente tuercen las claras palabras del Mesías que dijo que había una sola excepción a su ley de prohibición del divorcio: el divorcio estaba prohibido “por cualquier motivo”  excepto “por fornicación”.

Según la version Reina Valera 2010 el Mesías dijo:

Pero yo os digo que cualquiera que repudiare a su esposa, salvo por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la divorciada, comete adulterio. (Mateo 5:32)

Muchas sectas de hoy día tuercen la palabra diciendo que el Mesías no quiso decir lo que en realidad dijo claramente. Dicen que “fornicación” se refiere aquí a que un hombre se case con una mujer que fornicó antes de casarse ,mientras estaba de novia y que el hombre se enteró de que no era virgen luego que se casó. ¿De dónde sacan todo esto?  Pues de la Biblia evidentemente no. Y el que me diga que lo saca de la Biblia que me cite el texto.

Jesús fue claro como el agua: hablaba de matrimonios CONSUMADOS y ESTABLECIDOS porque fue una respuesta a una pregunta vinculada a estos matrimonios. A Jesús le preguntaron si le era lícito a un hombre divorciarse de su esposa por cualquier clase de motivo. No le preguntaron “Mire don Jesús, cuando yo recién me case.. ¿hay alguna razón para anular el matrimonio?”.  La respuesta de Jesús refiere pues a la fornicación, y en muchas traducciones se traduce como INFIDELIDAD, como en la versión LA BIBLIA DE LAS AMÉRICAS:

Pero yo os digo que todo el que se divorcia de su mujer, a no ser por causa de infidelidad, la hace cometer adulterio; y cualquiera que se casa con una mujer divorciada, comete adulterio (BLA)

O la Biblia de LOS HISPANOS

“Pero Yo les digo que todo el que se divorcia de su mujer, a no ser por causa de infidelidad, la hace cometer adulterio; y cualquiera que se casa con una mujer divorciada, comete adulterio.

Lo interesante es que el Mesías mismo que veía al matrimonio como un hecho indisoluble, donde no había excepciones para terminarlo establece como ÚNICA EXCEPCIÓN la fornicación, la cual implica adulterio. Esto nos tiene que llamar a la reflexión sobre LA FORMA EN LA QUE VÉ DIOS EL ADULTERIO. Dado que un matrimonio solo puede terminar por MUERTE del cónyuge o por FORNICACIÓN,  y dado que en el antiguo pacto la pena para el adulterio era la misma que para el homicio: la pena de muerte, podemos ver claramente que el adulterio no es un asunto menor desde el punto de vista de Dios. Es un asunto de vida o muerte, un pecado gravísimo que en el caso del matrimonio dá al cónyugue inocente casi los mismos derechos de volverse a casar que si la persona se hubiera muerto.

Minimizar esta falta, debido a la presión social, a devenido en que mas mujeres y hombres cometen adulterio sin tomar conciencia alguna de la gravedad de este pecado. No asesinan porque entienden la gravedad del asesinato , sin embargo según las escrituras el adulterio es tan grave como el asesinato e incluso los adúlteros, e incluso cuando se arrepienten tienden a minimizar su falta como si no hubiera “sucedido nada”.

Hay muchos factores implicados en un adulterio. Para comenzar implica el engaño a la persona amada: la mujer infiel o el hombre infiel decide efectuar un acto reprensible a espaldas de su cónyugue. Un cónyugue que confía plenamente en ella o en él. Decide por motivos propios y egoistas , con plena conciencia y conocimiento de causa hacer el mal a la vista de Dios, y a espaldas de su marido o de su esposa.

Luego el adulterio implica en general una sucesión de mentiras para encubrir el pecado. Es jugar de la manera mas sucia: es hacer vivir al cónyugue inocente en un mundo de ignorancia y fantasía, exponerlo a la verguenza pública. El adulterio implica mentira, hipocresía, cinismo absoluto y un egoísmo casi sin límites y solamente una vícitma de adulterio puede entender el enorme daño que se sufre cuando una persona inicua decide tomar este camino.

Desde luego Jesús no prohibió el perdón del cónyuge adúltero , pero tampoco podemos llegar al caso de decir que lo estimulo. No dijo nada como “excepto por fornicación… pero piénsenlo bien , que mas vale perdonarlo”. Si el Mesías hubiera considerado importante este hecho lo hubiera mencionado. Sus instrucciones se centran en la GRAVEDAD del adulterio y menciona que este y la muerte son los dos motivos que permiten que un matrimonio termine.

Habrá quién quiera perdonar al conyugue infiel , pero no hay textos bíblicos que digan que es preferible el continuar con el adúltero a abandonarlo. ASI DE SIMPLE. Es una situación terrible, que rompe el vínculo mas sagrado establecido por Dios.    Así que si vos hermano o vos hermana, fuiste víctima de adulterio, no te sientas mal por ejercer tu derecho a divorciarte y seguir tu vida ya que no vas a ser mas justo o mas injusto por seguir con el adúltero o por dejarlo.

El adulterio deja al cónyugue inocente en una situación horrenda: la situación de ser expuesto a una situación imposible de superar. Es difícil volver a confiar en un adúltero, especialmente difícil es cuando el adúltero además miente y niega la situación ya que el inocente no tiene garantías de que haya un arrepentimiento. Finalmente el cónyugue inocente siente que fue vendido al precio mas bajo posible: que fue canjeado el vínculo mas sagrado, el MATRIMONIO, por unos cuantos minutos o horas de placer.

También existe otra posibilidad. Es posible que el adultero se niegue a abandonar al cónyugue inocente. Es posible que no entienda las consecuencias de sus actos y manipule los sentimientos de su cónyugue para obtener un perdón. Muchas veces debemos entender que un adúltero descubierto está mas arrepentido de que lo hayan descubierto que de haber cometido adulterio. Es decir, no repudian su pecado, repudian las consecuencias.

En estos casos es posible que el inocente no pueda evitar sentir rechazo por su pareja infiel. Es normal sentir asco, rechazo, porque escrito está que cuando dos cuerpos se unen , de cualquier manera, pasan a ser una sola carne. El matrimonio no se rompe en el divorcio. Se rompe cuando el adúltero decide cambiar EL SAGRADO MATRIMONIO por un “plato de lentejas” como Esaú, por una aventura pasajera.

Muchas veces el adúltero se irá solo, movido por Dios mismo para darle paz al inocente. De esto habla Pablo en 1 Corintios:

4 La mujer no tiene potestad de su propio cuerpo, sino el marido: é igualmente tampoco el marido tiene potestad de su propio cuerpo, sino la mujer.

La mujer que besa, permite que la toquen, manoseen, froten, apreten o cualquier actividad que implique potestad sobre su cuerpo por parte de alguien que no sea su marido ROMPE ESTE MANDAMIENTO que dice claramente que solo su marido tiene potestad sobre su cuerpo. Lo mismo aplica a los hombres. Queda claro pues que la mujer que incluso “flirtea” con otro hombre esta poniendo su cuerpo bajo potestad de otro que no es su marido. Pero la carta sigue:

Especificamente para la mujer dice la escritura.

10 Mas á los que están juntos en matrimonio, denuncio, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se aparte del marido;11 Y si se apartare, que se quede sin casar, ó reconcíliese con su marido; y que el marido no despida á su mujer.

Una mujer que abandona a su marido deberá pues permanecer SIN CASARSE , o deberá reconciliarse con su marido. Pero cuando uno de los cónyugues abandona al otro también entrega la libertad al abandonado de poder volver a casarse pues sigue Pablo:

15 Pero si el infiel se aparta, apártese: que no es el hermano ó la hermana sujeto á servidumbre en semejante caso; antes á paz nos llamó Dios.

Si la persona infiel ante la vista de Dios, ajena a nuestra fé se aparte, no adquiere el derecho de volver a casarse. Mas el hermano, que ha sido abandonado o la hermana no queda sujeto a servidumbre en este caso, y fue Dios mismo que lo llamo a la paz. Dado que no es sujeto a servidumbre puede casarse.

En otras palabras si tu mujer o tu esposo te deja, sos libre de volverte a casar. Pero el que te dejo NO ES LIBRE DE VOLVERSE A CASAR. Si volviera a casarse sería considerado adulterio desde el punto de vista de Dios.

Estos son los puntos claves referidos al adulterio según las escrituras. Vivir una experiencia de adulterio puede ser la experiencia mas dolorosa que te podría tocar vivir hermano. Satanás sabe bien lo abominable de este pecado ante la vista de nuestro Dios y se ha encargado de sembrar el mundo de esta nueva moral donde el adulterio es visto como una “exploración”,un “pequeño traspié”. No lo és. Es un PECADO GRAVE COMO EL HOMICIDIO.  Eso es lo que dice la escritura.

Es bueno que todos reflexionemos al respecto y seamos conscientes de la gravedad. Desde luego todos podemos llegar al perdón de Dios: incluso un homicida o un adúltero. Pero el primer paso es el arrepentimiento sincero, la confesión pública de estos pecados y finalmente humillarse ante Dios y su Mesias admitiendo la gravedad de lo cometido.

Si estas pensando en cometer adulterio , piénsalo bastante. Es una trampa del diablo: para Dios es lo mismo que si estuvieras pensando en matar a alguien. Vas a arruinar tu vida y la del ser que dices amar.

Si has cometido adulterio, arrepientete con todo tu corazón.

Y si has sido víctima de adulterio, pide ayuda a Dios para superar el dolor que implica la traición por parte de un ser amado y no te sientas mal de divorciarte y rehacer tu vida con una persona que comparta tu fé y tu moral.

Shalom

Apolos