Archive for April 2010

La manera sencilla de leer la Biblia

leer la biblia

Cuando el Creador del Universo contempló a la humanidad en su totalidad, no a la de cierta época y lugar, sino a LA TOTALIDAD: al pastor nómada de hace 3 milenios y al filósofo de hace dos, al empresario portando un Blackberry del siglo XXI y al campesino de la edad media,  cuando vio todo aquel panorama por supuesto que supo en su inmenso amor dos cosas: que todos nosotros (LA HUMANIDAD) tendríamos muchísimas preguntas que hacernos respecto a por qué exactamente estamos aquí en este mundo. Por qué pensamos, que somos exactamente y Quién nos puso aquí y para qué.

Eso es algo que todos los humanos tenemos en común. La capacidad de hacernos preguntas acerca de nosotros mismos.

Un perro, un león , un delfín o cualquier otro animal no se preguntará nada acerca de su origen ni de su destino. Pero el ser humano , a diferencia de los animales, fue dotado por el creador de EXISTENCIA PROPIA , de CONCIENCIA con todo lo que ella implica: capacidad de análisis, observación, inteligencia, capacidad de deducción, sentimientos y emociones. Y parte de ese “software” o sistema operativo mediante el cual funciona nuestro cerebro ejecuta una pregunta constante: “¿Quién soy y por qué estoy aquí?”

Algunos ante la frustración de no encontrar una respuesta simplemente silencian esa pregunta ignorándola. A veces toda la vida, como una molesta ventana de advertencia en una computadora que optamos por cerrar una y otra vez. No hay nada que pueda explicar por qué unos seres producto del azar desarrollarían una NECESIDAD tan imperiosa de SABER su origen y su destino.  Pero lo cierto es que esa NECESIDAD de conocimiento acerca de uno mismo esta presente en cada ser humano y la ciencia y la religión han nacido en gran medida producto de esa necesidad.

Cuando los astrónomos exploran el espacio o cuando ciertos monjes meditan acerca de ese mismo espacio exterior en realidad están haciendo lo mismo: buscando respuestas acerca de su origen. Y de alguna manera el ser humano sabe instinctivamente que las respuestas están mas allá de esta tierra.

Teniendo esto en cuenta, teniendo esta necesidad presente en todo ser humano, el Creador debía poner la respuesta a dicha necesidad.

Así como el Creador nos puso la necesidad de alimentarnos y el deseo de hacerlo (el hambre) y también colocó alimentos en la tierra. Del mismo modo que el Creador nos incorporó los deseos sexuales y el amor  y la manera de saciar estos deseos y sentimientos al colocarnos en dos sexos únicos y complementarios claramente definidos por la biología y la ciencia.

El Creador debía poner una respuesta sobre nuestro origen y futuro y la única manera de hacerlo de manera global, la única manera de colocar una respuesta visible globalmente que explicara todo lo que tenemos necesidad de saber era mediante un libro pues el lenguaje escrito es el único código perdurable en el tiempo capaz de ser comprendido por hombres de toda época y lugar.  Los hombres nacemos con la capacidad de leer, luego aprendemos a hacerlo.

Un libro es la única manera que tenía Dios de hablarle a un egipcio del siglo 10 AC y a un soldado romano del siglo II, a un pastor del siglo III AC y a un oficinista del siglo XX.

Unos leerían ese libro en un cuero de camello, otros en un pergamino, otros en papel impreso , otros en un dispositivo portátil o en una computadora.

El Creador se encargó de que se escribiera un Gran Libro con las respuestas que necesitamos , a lo largo de unos 1500 años y utilizando unas 40 personas (porque el libro mismo tomo mas tiempo en ser escrito que la vida promedio de muchísimas personas) y luego se encargó de difundirlo a escala global. La Biblia es el libro mas impreso, difundido y leído sobre todo el planeta.

Y pese a lo que muchos creen, dado que fue escrito para responder preguntas y no para sembrar dudas, es muchísimo mas sencilla de leer de lo que muchos creen.

El gran problema han sido las INTERPRETACIONES de dicho libro, en especial las interpretaciones que se superponen a las conclusiones. En general cuando uno lee un libro,  si nada le han contado de dicho libro, lo lee y de acuerdo a lo que lee saca conclusiones. Y esa sería la manera correcta de leer la Biblia: dejar que la Biblia hablara por si misma.

Pero el problema es que cuando una persona se acerca a la Biblia a leerla tal cual es por primera vez, ya llega a ella con tantos prejuicios e historias previas que la mayoría de las palabras que uno lee las asocia a conceptos que nada tienen que ver con lo que la Biblia dice.

Por ejemplo, el entorno repite hasta al cansancio que Jesús es Dios, y que los cristianos adoran a Jesús. No se trata solo de las iglesias: sino de los programas que hablan de las iglesias, los periódicos, los estudios, los documentales y hasta los chistes. El entorno da como un hecho que la Biblia enseña que Jesús es Dios y que los cristianos son una religión nueva fundada por Jesús quien dijo que era Dios.

Entonces cuando abren la Biblia y leen cada vez que Jesus habla piensan que es Dios “hecho hombre” que habla o algo así.

Lo cierto es que si uno lee la Biblia de principio a fin, sin ningún concepto previo formado, y sin ninguna interpretación: sacando solo conclusiones de lo que lee , uno lee que Jesús es un hombre.

  • Nace del vientre de una mujer, como un hombre.
  • Camina , come y duerme com un hombre.
  • Se llama a si mismo constantemente “el hijo del Hombre”
  • Nunca afirma ser Dios o un ángel o nada que no sea un hombre por naturaleza.
  • Muere y sangra como un hombre
  • Cuando vuelve a la vida , cuando resucita.. lo hace en un cuerpo de carne y huesos nuevamente como un hombre y vuelve a comer y beber para dejar clara la idea.

Ese es el Jesús de la Biblia y es el Jesús de la historia. Los historiadores dicen que Jesús fue un rabino o maestro judío que vivió en el siglo I , y la Biblia concuerda con eso. La Biblia lo que haces es explicar por qué este Hombre era tan especial.

Este es un ejemplo de como muchas veces la gente se acerca a la Biblia a apoyar con interpretaciones algunos argumentos previos que no provienen de la Biblia. Es la peor forma de prejuicio que pueda existir.

Para leer la Biblia debemos volvernos como niños: hacer de cuenta que nada sabemos de ella. Que donde dice PAN significa PAN, que donde dice VINO dice VINO. A veces deberemos leeer el contexto para saber si VINO se refiere a una bebida o al verbo venir y no será dificil: si dice VINO CAMINANDO DESDE TAL CIUDAD será el verbo VENIR, si dice BEBIÓ VINO será el VINO COMO BEBIDA. La Biblia es un libro que puede ser sencillamente entendido si la leemos precisamente como un libro, como una HISTORIA REAL y no como una tela mística de pasajes oscuros e insinuaciones veladas que solo unos cuantos teólogos pueden entender.

La función del teólogo verdaderamente cristiano hoy día , ha sido mas el ayudar a “limpiar” la Biblia de preconceptos, que a establecer o descubrir cosas nuevas.  Desaprender lo mal aprendido ha sido la incansable labor de la mayoría de nuestros hermanos maestros en estos casi 2000 años de apostasía y oscurantismo donde muchos pretendidos maestros fundaron religiones afirmando que estaban basadas en la Biblia y amparadas en ella.

Si sos de esas personas que se hacen preguntas sobre su vida, sobre su existencia y sobre su futuro.. te invito a abrir tu Biblia. Pero a solas, y lejos de cualquier idea previa. Hacé de cuenta que no sabés nada de ella, tené esa humildad pues lo mas probable es que te pase como a mi cuando comenzé a leerla con honestidad: no sabía en realidad nada de ella.

Ese es el problema con la Biblia: uno siempre cree saber mas de lo que realmente sabe. De ahí que se requiere humildad y una mente abierta para dejar que la Biblia sea la que nos enseñe y nos hable sin buscar algo específico. Dejar que las perlas de la Biblia nos encuentren a nosotros y no buscar tal o cual cosa especificamente allí dentro.

Nacerán algunas preguntas, esta claro.  A veces es útil tener mas de una traducción de la Biblia en el mismo idioma pues el idioma español incluso ha cambiado con los años y algunas palabras han caído en desuso y otras llegado al uso cotidiano. Es bueno comparar un pasaje en una y otra traducción para aclarar algún texto no muy claro donde quizá el traductor de una versión fue mas atinado que el de otra.

Recordemos que la Biblia fue escrita originalmente en Hebreo, en Griego y en Arameo y muy pocos de entre nosotros hablamos esos idiomas. Lo que tenemos en nuestras manos son traducciones de los manuscritos antiguos que se encuentran por miles (juntados desde toda época) en los museos.

La manera sencilla de leer la Biblia es precisamente LEERLA. Sentarse,  abrirla , y leerla como si escucharamos a Alguien contarnos la historia mas importante de todas. La Biblia es , mas que cualquier otro libro al que pudiera ponerse esa expresión, LA HISTORIA DE NUESTRAS VIDAS.

Pero debemos desnudarnos de toda idea previa para leer en ella lo que dice , y NO LEER LO QUE NO DICE. Tan importante como leer lo que dice es NO LEER LO QUE NO DICE y no dar nada por sentado. NADA.

¿Dios es TODOPODEROSO? No lo demos por sentado. Leamos si la Biblia lo dice… si lo dice lo es. Claro en este caso lo dice claramente muchísimas veces pero lo pongo de ejemplo de que NADA debe darse por sentado , sino dejar que la Biblia nos lo diga.

¿El alma es inmortal?  ¿Dónde lo dice la Biblia?  ¿Acaso lo dice claramente.. describe a las personas abandonando su cuerpo al morir, o describe que las personas vuelven al polvo y dejan de existir?

Ese es otro concepto arraigado donde la mayoría CREE saber lo que la Biblia dice sin saberlo realmente.

Hoy es un buen día para empezar a leer la HISTORIA DE NUESTRAS VIDAS, de como pueden cambiar nuestras vidas, del significado de nuestras vidas.

Hoy es un buen día para empezar a leer la Biblia.
Shalom