Archive for April 2010

Continúan los terremotos a escala global

terremotos predichos

"Grandes terremotos en un lugar tras otro" (Rabí Jesús, Siglo I)

“Terremotos en un lugar tras otro”

Ahora es el turno de México

El domingo de Pascua se registro en el estado de Baja California,México un terremoto ni mas ni menos que de 7, 2 grados en la escala de Ritcher. El sismo afecto a unas 35, 000 personas tan solo en lo referente a la falta de agua en zonas rurales y si bien no hubo grandes pérdidas de vidas humanas ( 2 muertos) hubo daños materiales abundantes.  Unas 25,000 personas vieron afectadas o destruidas sus viviendas y el sismo ocasionó unos 2,300 heridos.

Este terremoto se suma a la “epidemia” de terremotos que han venido asolando a la humanidad “en un lugar tras otro” de una manera sin precedentes en países como Haití , Chile, Turquía, Italia, Argentina y Colombia así como en algunas zonas de Asia donde se posee menos información.

Dado que los terremotos son sucesos realmente excepcionales y no regulares , ha llamado la atención de los sismólogos la seguidilla de terremotos de gran magnitud en diversos puntos pero casi simultáneos en el tiempo como por ejemplo el terremoto en Haití (uno de los mayores terremotos de los que se tenga memoría en cuanto a perdida de vidas humanas) y el casi inmediato terremoto en Chile (uno de los mas fuertes terremotos de los que se tenga registro).

Si bien al principio descartaban toda relación, ya son varios los sismólogos que buscan alguna clase de factor común a todos ellos ya que la seguidilla de terremotos violentos seguidos de Olas Gigantes comienza a sospecharse como parte de un fenómeno en común, ya que no tiene precedentes.

Aquellos que leemos de manera RACIONAL la Biblia, encontramos difícil de explicar que un joven rabino del siglo I , habitante de una de las mas pequeñas provincias del Imperio Romano, miembro de la población mas despreciada (Galilea) de un pueblo de por sí pequeño e ignorado en aquella época (el pueblo judío) , sin haber vivido un solo sismo en su vida o visto una costa oceánica pudo imaginar un panorama como este que describió en uno de sus discursos y quedó registrado:

“Habrá grandes terremotos; peste y hambre en muchas partes; se verán también fenómenos aterradores y grandes señales en el cielo.”  (Lucas 21:11)

“Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y sobre la tierra, angustia entre las naciones, perplejas a causa del rugido del mar y de las olas, (Lucas 21:225)

Son raros los profetas que se hayan atrevido a predecir terremotos, pese a lo que la gente poco informada piensa. De hecho ni siquiera los geólogos hoy día son capaces de predecir terremotos. Es uno de los fenómenos precisamente mas impredecible. Sin duda que predecir que un suceso poco frecuente, en algún punto de la historia (justo después de la reunión del pueblo judío en Jerusalem tras una gran diáspora, lo cual sucedió en 1967) se volvería endémico , describiendo que no serían simples terremotos sino GRANDES TERREMOTOS sin ambiguedades (como tantas profecías del mundo pagano) sino textualmente, es asombroso.   Mas asombroso es que este joven judío hace unos dos mil años pudiera decir que la gente desmayaría EN UN LUGAR TRAS OTRO a causa del rugido del mar Y DE LAS OLAS, una descripción de un fenómeno el cual nunca había presenciado con sus ojos. La imagen que da Jesús en su profecía, de poblaciones EN TIERRA, angustiadas y perplejas a causa de terremotos y olas gigantes no puede ser explicada con la tonta frase “terremotos siempre hubo”

Nadie puede decir que los acontecimientos que vivimos actualmente son frecuentes, porque los propios geólogos y sismólogos han admitido que nos enfrentamos a hechos SIN PRECEDENTES tanto en cuanto a la magnitud , como a la frecuencia. No hay registros de este tipo de epidemias de terremotos en zonas tan distantes unas de otras y de tan enorme magnitud acompañadas de olas gigantes y rugidos en el mar que dejan perplejas a las poblaciones en tierra.

No hay profecía Maya, no hay libro Babilonio no hay Nostradamus que valga y que haya descrito un fenómeno que nace en las entrañas de la tierra y del mar textualmente y sin ambigüedades en un período de tiempo específico y a escala global.  Se puede creer o no creer en Jesús como profeta, lo que no se puede (por honestidad intelectual) es ponerlo en la misma bolsa y decir por ignorancia “si hubo otros que dijeron también..” porque no es cierto.

También hay que tener en cuenta que las profecías del discurso de los Olivos de Jesús se centran luego de una fecha muy específica dada por el profeta Daniel: 1967, el tiempo en que Jerusalem hubiera vuelto a manos del pueblo judío.

También se enmarcan en el contexto de una crisis económica mundial sin precedentes que fue predicha por Santiago (medio hermano de Jesús) en la propia Biblia cuando dijo:

“Pues, bien, ahora les toca a los ricos. Lloren y laméntense por las desgracias que les vienen encima. Sus reservas se han podrido y sus vestidos están comidos por la polilla” (Santiago 5:1-3)

Nótese que Santiago sin ser economista además describe la causa de la crisis: “sus reservas se han podrido y sus vestidos están comidos por la polilla”, es decir una manera muy gráfica de describir la recesión en las potencias mundiales a causa de la perdida de reservas.

El panorama de una crisis financiera mundial, con agencias de noticias mundiales trayéndonos noticias de guerras y rumores de guerras al tiempo que los terrmotos se producen en un lugar tras otro mientras la gente huye aterrorizada a causa de olas gigantes , es el panorama descrito en el discurso del monte de los Olivos por el rabino Jesús.  También es el panorama que vemos a nuestro alrededor.

Es hora de que estemos alerta, pues aunque nosotros no sabemos el día ni la hora, de hecho aunque nuestro lider humano el señor Jesús no sabe el día y la hora en que restaurará el reino a Israel, si sabemos que esta desde el punto de vista del Dios de Israel , Yavé, cercano y que nos debe encontrar preparados.